El rapido y recente crecimiento de la populación urbana y el progreso tecnológico gracias a la globalización, generaran muchos desafíos y oportunidades para los servicios ofrecidos por las ciudades y su infraestructura.

Las ciudades inteligentes tienen como objeto una respuesta efectiva a los desafíos del ecosistema de las ciudades, con el fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Son ejemplos de los desafíos: la gestión de los recursos, incluso la energía, movilidad, el medio ambiente y lo que no forma parte.

Están concebidas para explotar las oportunidades ofrecidas por los recientes y futuros progresos tecnológicos del sigulo XXI. La economía mundial está integrada a nivel global en el dominio de los based-services y las areas metropolitanas son los epicentros de esta integración. Las ciudades son las zonas con maior nivel de populación y edificios, por conseguiente abarcan todas las características socioeconómicas, valorando estos locales con todos los tipos de competitividad y desarollo necesarios para un crecimiento sostenible.

Además, las últimas actualizaciones de la Tecnología de Información y Comunicación (TIC), alineadas com la reducción de costes con dispositivos móviles, redes sociales y Big Data/Open Data, ofrecen a los ciudadanos las oportunidades y herramientas necesarias para enteder mejor, comunicar y predecir sus funciones urbanas. El principal objeto de una ciudad inteligente es crear soluciones inteligentes integradas, con el fin de fortalecer el crecimiento sostenible de las ciudades con soluciones unificadas para los centros urbanos, añadiendo valor agregado para los diversos dominios de la vida en la ciudad.